El uso de software sin licencia no ha aumentado en 2009 a pesar de la crisis, pero sigue muy por encima de la media europea.

Pirateria

Pirateria

La buena noticia es que el uso de software pirata en España no ha aumentado durante 2009 tal y como se preveía debido a la crisis. Dicho porcentaje se mantiene igual que en 2008, en el 43%.

La mala noticia es que estas cifras siguen siendo preocupantemente superiores respecto a la media de la U.E. Concretamente, la media de software pirata en la Unión Europea está en el 35%, porcentaje que desciende al 34% en los países de la Europa Occidental.
El valor comercial de esta práctica fraudulenta durante el año pasado asciende a 707 millones de euros, según el informe anual de IDC sobre piratería de software.
El estudio, presentado por la Business Software Alliance (BSA), calcula que por cada 100 dólares (78,8 euros)  de venta de software legal, hubo 75 dólares (59,1 euros) de software pirata.
La piratería de software tiene efectos perjudiciales para la economía, según ha señalado Robert Holleyman, CEO de IDC, ya que  “limita la innovación, la creación de empleo, el crecimiento de las economías locales y priva a los gobiernos de unos ingresos por impuestos muy importantes”.
Queda mucho por hacer
A pesar de que “se observa un cierto avance en la lucha contra el software pirata en 2009, aún no es suficiente”, según ha señalado Holleyman.
En este sentido, el presidente del comité español de BSA, Luis Frutos, ha declarado que piensan “seguir trabajando en estrecha colaboración con la Administración, las empresas y los consumidores para luchar contra la piratería del software y su  impacto sobre la economía”.
El software pirata en el mundo
Las cifras mundiales de uso de software ilegal han crecido dos puntos en 2009, pasando del 43% al 45%. Este aumento se debe al despegue del mercado de PC en países emergentes como China, Brasil o India, según revela el estudio.
Por países, los índices más bajos se registran en Estado Unidos (20%), Japón (21%) y Luxemburgo (21%). La otra cara de la moneda son Georgia, Zimbawe y Moldavia que superan el 90%.
Compartir